¿Por qué nadie lee mi blog?

facebooktwittergoogle_plusrss

Después de mucho tiempo por fin te has decidido a escribir tu propio blog donde transmitir al mundo tus ideas, reflexiones, intereses o simplemente donde expresarte con libertad sin dar explicaciones. Te encanta escribir artículos y realmente disfrutas comprobando que el contenido que generas es un contenido único y de calidad. Sin embargo con el paso de los días empiezas a percatarte de un hecho bastante entristecedor, y es que apenas tienes visitas en tu blog. ¿Por qué nadie visita tu blog? ¿Qué está ocurriendo?

Imagen de un ordenador portátil en una mesa con una taza de café y un cuaderno
Trata de generar contenidos de calidad para que los lectores de tu blog tengan un motivo para volver a visitarte.

Antes de nada te diré que tu blog no tiene por que tener como objetivo el generar audiencia. Multitud de autores emplean y disfrutan su tiempo escribiendo en sus blogs todo lo que les apetece sin preocuparse por la cantidad de audiencia que van a generar y esto no es nada malo en absoluto. Si tú disfrutas escribiendo entonces el principal objetivo está cubierto, pero si además quieres que otra gente lea lo que escribes entonces deberás aportarles algo de valor.

En primer lugar lo que deberías preguntarte es si los contenidos que estás colgando en tu blog son realmente útiles para la gente, si aportan algo a la comunidad y si realmente existe un público dispuesto a consumirlos. Ojo que resultar útil no quiere decir que tengan que ser contenidos serios o muy técnicos, porque una buena página de humor que divierta a la gente también es algo muy loable y enriquecedor. Pero has de asegurarte de que sea cual sea el tema principal de tu blog (si es que hay un tema principal) sea algo que interese a los demás.

Además de resultar interesante, o divertido, o sorprendente, el contenido de tu blog debe ser único. Esto es fundamental. Si se trata de un blog de humor, crea tus propias viñetas, historias o chistes. Si se trata de un blog de tecnología escribe tus propios artículos y tutoriales. Si se trata de un blog de poesía escribe tus propios poemas. Si se trata de un blog de relatos escribe tus propias historias. Y así con todos los demás. Lo que no puedes pretender es crear un blog en el que te dediques a colgar contenidos recopilados de otras webs y que aún así la gente considere interesante dedicarle parte de su tiempo a navegar por tu sitio web.

La importancia del contenido original va mucho más allá del respeto que siempre debes tener por el público, por los visitantes de tu página. Ten en cuenta que si los motores de búsqueda se percatan de que tu web o blog no es más que un compendio de plagios de otros sitios de Internet no van a otorgarte una buena visibilidad en los resultados de las búsquedas con lo cual te resultará muy complicado atraer visitas de manera orgánica. Y si no tienes visitas orgánicas la única manera de arreglarlo puede ser obtener visitas pagadas, pero créeme que esto no es una estrategia útil a largo plazo (y seguramente a ti tampoco te hará mucha gracia tener que pagar a Google o a cualquier otra empresa de publicidad online para que envíen usuarios a tu web).

Silueta de un escritor con su máquina de escribir
Crea contenido para aportar algo a la comunidad, no sólo para ganar dinero.

A parte de que tu contenido sea único debe estar bien redactado, organizado y estructurado. No es necesario que escribas una enciclopedia, basta con que la página resulte agradable de utilizar, el texto resulte legible, la navegación sea cómoda y sobre todo que no esté saturado de anuncios. Cuidado con llenar tu sitio de publicidad porque esto puede espantar a los usuarios ya que la experiencia de lectura en una página saturada de banners, videos que se reproducen solos y anuncios de audio que te sobresaltan sin previo aviso es bastante molesta.

Finalmente no olvides compartir tu contenido en las redes sociales como Facebook y Twitter, pero por favor hazlo con mesura y sin resultar demasiado insistente porque si te pasas de la raya en sus intentos de que todo el mundo lea tu blog y conozca tus contenidos acabarás por conseguir justamente el efecto contrario.

 

 

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *