¿Los nombres de dominio largos son mejores para SEO?

facebooktwittergoogle_plusrss

Esta pregunta es una de las clásicas dudas que frecuentemente pueden asaltar a todos los que se embarcan en la apasionante tarea de crear un sitio web en Internet. ¿Es mejor un nombre de dominio corto o uno largo? ¿O quizás es al revés? ¿O tal vez da lo mismo si es corto, largo o mediopensionista? En este artículo intentaré arrojar algo de luz sobre este complicado asunto.

Imagen sobre el SEO
¿Cómo influye la longitud del nombre de dominio en el posicionamiento de tu web en buscadores?

En primer lugar, si no te has interesado previamente por este extraño mundo del SEO (optimización para motores de búsqueda) tal vez la pregunta te resulte algo extraña. Es decir, tal vez pienses en qué podría influir el hecho de que el nombre de dominio de tu sitio web tenga más o menos caracteres a la hora de elegirlo, más allá del hecho de que los nombres largos resultan más difíciles de recordar. Pues bien, todo tiene su explicación, y en este caso es una explicación histórica.

Hace unos años, allá por el año 2012, era muy común utilizar nombres de dominio muy largos y plagados de palabras clave. Por ejemplo, imagina que en aquella época querías montar en Internet la tienda online para tu cliente, que era una empresa que fabricaba y vendía ropa para perros salchicha. Entonces podías elegir un dominio como: www.tienda-online-ropa-complementos-para-perritos-salchicha.com  de manera que al contener la mayor parte de las palabras claves relacionadas con el negocio los buscadores le iban a prestar una atención especial en determinadas búsquedas relacionadas con el nicho correspondiente. En principio la idea parece lógica y tal vez así sea, pero ocurrió algo que era de esperar.

Como suele suceder, una vez que los cazadores de dominios identificaron una posible ventaja competitiva en algún punto del algoritmo de posicionamiento utilizado por los principales buscadores comenzaron a utilizarlo en su beneficio de manera poco ética. En poco tiempo surgió una gran cantidad de sitios web de puro spam con nombres de dominio larguísimos y cuyo único propósito era capturar visitantes desde los buscadores sin ofrecer realmente nada de valor. Así que incluso muchas webs más veteranas que ya llevaban tiempo en el negocio empezaron a quedar relegadas a un segundo plano simplemente porque en sus nombres de dominio no aparecían cuarenta palabras claves separadas por guiones.

Foto de un perro salchicha
Una auténtica monada de perro salchicha. A él la longitud le sienta mejor que al nombre de dominio que hemos elegido como ejemplo.

Afortunadamente las empresas de búsqueda en Internet no tardaron en darse cuenta y a partir del 2012 la propia Google introdujo modificaciones en el algoritmo del buscador para evitar este problema. Así que el hecho de incluir en el dominio todas las palabras claves que te interesa asociar a tu web ya no representa hoy día una ventaja importante como para ser tenida en consideración. Por el contrario, los nombres de dominio excesivamente largos se asocian en la actualidad a webs de spam y de baja calidad, especialmente si utilizas una larga ristra de palabras claves separadas por guiones.

Así que mi recomendación principal es que elijas el nombre de dominio de tu sitio web buscando un equilibrio. Si puedes incluir una o dos palabras clave de forma natural y que además sea fácil de recordar, hazlo. Ahora, si pretendes incluir cinco palabras porque crees que esto va a beneficiar al posicionamiento de las páginas de tu sitio mi consejo es que te ahorres el esfuerzo. En ese caso es mejor que busques nombres de dominio más cortos que siempre serán más fácilmente reconocibles y fáciles de recordar para tus visitantes, lo cual es un elemento a tener muy en cuenta.

Sea largo o corto el nombre de dominio que elijas recuerda que existen multitud de servicios de acortamiento de URLs para que no tengas problema alguno a la hora de compartir enlaces a páginas de tu sitio web en redes sociales como Twitter en las que el número de caracteres por mensaje es muy limitado y el espacio se convierte en un recurso muy valioso a considerar.

 

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *