¿Por qué nadie se suscribe a mi canal de YouTube?

facebooktwittergoogle_plusrss

“¡Nadie se suscribe a mi canal de YouTube!” Esta es una de las frases que más se repiten entre los youtubers que están comenzando a abrirse paso en esta apasionante plataforma. Otra preocupación que suele ir de la mano es la de “nadie ve mis videos de YouTube“, y la verdad es que ambas tienen muchos puntos en común. Voy a tratar de explicarte cómo afrontar esta difícil situación que se produce cuando estás poniendo todo de tu parte en crear contenidos que te apasionan y aun así no consigues que tu canal despegue de la forma en que lo habías imaginado.

Bien, en primer lugar te diré que si acabas de empezar esto es perfectamente normal. Al principio es terriblemente complicado atraer a nuevos suscriptores a tu canal ya que por una parte está el tema de que la calidad de tus videos probablemente no esté plenamente desarrollada (lo cual es lógico y natural en tus primeros pasos como creador de contenidos) y por otra parte está el hecho de que la gente no tiende a suscribirse a canales sin suscriptores o con pocos suscriptores. ¿A qué se debe este segundo punto? Bueno, el ser humano por naturaleza es un ser social y gregario, así que prefiere encontrarse siempre unido y protegido a grupos de cierto tamaño que le ofrezcan la seguridad de no quedarse al margen de las últimas tendencias dentro de la tribu… es decir, de YouTube. Esto es así, nos guste o no, y no va a cambiar en un futuro inmediato.

Así que si no tienes suscriptores es muy difícil atraerlos, pero curiosamente si los tienes es sorprendentemente fácil. Se parece un poco al caso de esas entrevistas de trabajo en las que te piden varios años de experiencia para obtener el puesto, pero claro, si no obtienes nunca el puesto jamás podrás tener varios años de experiencia. Este tipo de círculos viciosos son bastante comunes y suponen un auténtico reto para nuestro aguante, paciencia e ingenio.

Imagen destacada (YouTube)
Cuando estás empezando es realmente difícil atraer suscriptores, pero no desesperes, con el tiempo lo lograrás.

Lo primero que debes hacer es publicar videos. Te sorprendería la cantidad de gente que me he encontrado en YouTube que están desesperados por no tener suscriptores y tienen sólo 1 o 2 videos en su canal. Cuando veo esto me quedo normalmente alucinado. ¿Cómo es posible? ¿Qué se pensaban? Esta gente cree que subiendo un video van a ser mundialmente famosos y reconocidos a lo largo y ancho de los continentes del planeta. Y además, para más inri, normalmente el primer video que publican es un vlog borroso en el que saludan y dicen que no tienen muy claro qué contenidos subir, que a ver si alguien los aconseja. Suena exagerado pero te aseguro que es completamente real. No preguntes a tu público (que ni siquiera existe al principio) qué tienes que subir a tu canal. ¡Es tu canal, sube lo que te apetezca! Si preguntas esto en el primer video estarás dando una imagen muy débil de tu persona y de la calidad de los contenidos que vas a ofrecer a tus espectadores.

Así que evita cometer este tipo de errores. Publica al menos 10, 15 o 20 videos en tu canal antes de empezar a desilusionarte. Cuando tengas 20 videos en el canal entonces te doy permiso para que te desilusiones si no tienes suscriptores, pero para entonces es casi seguro que ya tendrás más de uno. En realidad la cantidad del contenido que subes es un aspecto fundamental. Sube contenido con regularidad (un video a la semana o incluso más frecuentemente) y YouTube se sentirá más cómodo mostrando tus videos al público (porque te tomará más en serio). Pero no puedes pretender que si publicas un solo video, o un video cada dos meses, la gente y YouTube te tomen en serio como creador de contenidos. El público está deseoso de consumir contenidos en cantidad y en calidad. Si eres capaz de ofrecer ambas cosas entonces los suscriptores acabarán por llegar.

Al margen de esto y como ya te dije al principio, la gente tiende a suscribirse por naturaleza a los canales más grandes con una gran facilidad. En este comportamiento influye el conocido mecanismo de la preselección social, es decir, si mucha gente ya se ha suscrito a un canal, entonces el nuevo visitante debe esforzarse menos en analizar la calidad del contenido y confía en que el resto de los suscriptores tengan buen criterio y hayan evaluado el contenido por él. Así que cuanto más grande sea tu canal más suscriptores atraerás, incluso con el mismo tipo de videos y aunque no mejorases en nada tu calidad. Claro, tu misión siempre es mejorar la calidad día a día, pero te lo digo para que entiendas que el mismo contenido funciona de manera muy distinta en canales de tamaños diferentes.

Cuando tu canal es pequeño cada visitante analizará con gran criticismo cada uno de tus videos. En parte esto se debe a que al ver que no eres un youtuber exitoso el público se siente en una cierta posición de superioridad moral. El visitante sabe que lo necesitas, y por este motivo en tus primeros videos atraerás una gran cantidad de críticas y comentarios poco amables de usuarios de la plataforma. A parte de esto atraerás gente que sólo te busca por conseguir que te suscribas a tu canal, es decir, para hacer subxsub. Como ya te he explicado en el artículo dedicado a dicho tema, considero que al principio es mejor esto que nada, aunque siempre debes intentar que el intercambio de suscripciones sea productivo, es decir, que el usuario al que te suscribes mire y comente tus videos y viceversa.

Estos factores son los que justifican el dicho tan extendido por todo YouTube de que “los grandes se harán más grandes, y los pequeños continuarán siendo pequeños“. YouTube está preparado para premiar a los canales de mayor tamaño, ya que son los que han probado que pueden ofrecer contenido que interesa a los usuarios. La misión de YouTube NO es ayudarte a ti a crecer, ni a ser famoso, ni a ganarte la vida con esto. La misión de YouTube es la de ofrecer contenido interesante a sus usuarios y conseguir el mayor número de reproducciones de video al día. Ten en cuenta que es una empresa y que como todas las demás vive de un negocio, que en este caso es cobrar a los anunciantes que publican sus anuncios en los videos de los youtubers.

Así que lo mejor que puedes hacer es no quejarte ni desilusionarte y ya que YouTube premia a los canales grandes deberás convertirte en uno de ellos. Pero recuerda que esto lleva tiempo, constancia, paciencia y esfuerzo. No utilices técnicas como bots u otras por el estilo porque aparte de no servir para nada pueden hacer que YouTube te cierre la cuenta y pierdas de un plumazo todo lo conseguido. Lo que fácil viene fácil se va, que dice el refrán, y en el caso de YouTube es absolutamente cierto. En realidad el hecho de que sea tan difícil despegar en la plataforma supone un filtro de calidad muy cómodo de aplicar, porque son los mismos usuarios los que se lo aplican. Los youtubers impacientes se desaniman y al ver que no se han hecho famosos en dos o tres meses abandonan la plataforma y la historia vuelve a comenzar. El éxito en este caso va siempre de la mano de la perseverancia y la mejora contínua, no hay atajos ni fórmulas mágicas.

Es más, si escuchas consejos de los grandes youtubers sobre cómo se hicieron exitosos verás que todos ellos comparten una idea: no hay ninguna receta, no hay ninguna fórmula mágica. Influye el esfuerzo, la constancia, la suerte y la paciencia. No se puede afirmar que hay unos pasos que te llevarán a conseguir suscriptores de una forma segura, pero sí que existen pasos que te llevarán a fracasar con total seguridad, y esos pasos son el desilusionarse rápidamente, no publicar contenido con regularidad, no cuidar con mimo todos los aspectos de tus videos y en definitiva no entender a la perfección en qué consiste y cómo funciona esta compleja y apasionante red social.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *